Traducir: Portugués - Inglés

Golpe de realidad

octubre 6, 2016

KTm9bAj

Liverpool jugó mal y  perdió bien. Fue ampliamente superado y en el trámite del partido se explica el resultado.

Si teníamos un argumento para creer que nos podíamos llevar algo del Tróccoli era el orden táctico a la hora de defender. En ese aspecto Liverpool estuvo irreconocible. Cerro tocó a voluntad en el medio, encontraban espacios casi sin proponérselo. Con un rival que salió a jugar y ser protagonista, nos fue imposible disimular las bajas en el mediocampo.

Nuevamente sin Latorre y sin Sención, Aprile fue al sacrificio. La vuelta de Freitas debió alivianar la tarea de Gustavo, pero no fue así. Candia por izquierda no colaboraba en la marca, lo sufría tanto el medio como Almeida, a quien le hacían constantemente el 2-1. Freitas no se mostró firme como siempre, y Aprile bailaba en el medio, no por errores suyos, sino por soledad.

El partido no llegaba a 10 minutos cuando sufrimos un penal en contra. Cerro en tres toques dejó a Maureen Franco mano a mano, quien picó a la espalda de Almeida y éste le cometió una infracción  clara. Minutos antes ya habían generado peligro con una jugada casi idéntica, en esa oportunidad el delantero cerrense entró por el medio. Liverpool estuvo siempre mal parado, en todas sus líneas. Lo pagamos caro.

El resto del primer tiempo no cambió demasiado. Liverpool, como siempre, jugado a lo que pueda inventar Nicolás De la Cruz quien cada vez la tiene más difícil, y por consiguiente, nosotros cada vez creamos menos. Los rivales empiezan a conocer al bola y lo resuelven de manera tan sencilla como ordinaria, lo cortan en ¾ de cancha, antes que empiece. La primera parte terminó sin un solo remate al arco de Liverpool, Cerro se replegó y volvió a inquietar sobre el final. Los 30 minutos del medio sobraron.

Saralegui buscó adelantar un poco al equipo dando ingreso a Ramírez y Pablo García en lugar de Martínez y Candia. La idea era dejar bien defenido el 4-4-2. Desde la tribuna, algunos veíamos oportuno el ingreso de Pablo Pereira por Candia, para jugar de 5 y liberar a Aprile, ya que el medio no había logrado imponerse en ningún momento. De todas formas, en 30 segundos nos destruyeron cualquier plan de juego. 2-0 en esa cancha era una diferencia indescontable.

Liverpool terminó jugando con tres delanteros de área y dos volantes ofensivos, en ese contexto tampoco pateamos al arco. De hecho, una sola vez estuvimos en clara posición de convertir, y Carlos Bueno decidió buscar el pase; imagen que se repite a lo largo de 6 fechas. Si tuviera 18 años diríamos que está verde y tiene miedo de equivocarse y/o asumir responsabilidades, pero tiene 36, y no sé que decir… Si lo trajimos para dar el último pase tiene que jugar 10 metros más atrás, si vino como goleador, estamos en tiempo de que corra, se desmarque y se prodigue, como contra Nacional. Parece ser muy importante para los jóvenes por lo que ordena, aplaude y habla. Esperamos ansiosos la otra parte.

El piso del Tróccoli es impresentable, roza lo vergonzoso jugar al fútbol de manera profesional ahí, dicho esto, reconozco que Cerro tiene el derecho de fijar su cancha en las condiciones que pueda y quiera. Lo que resulta injusto es que elijan el rival para hacerlo. Debieron jugar siempre allí. El piso indudablemente influyó en el juego, pero no es excusa. Perdimos bien.

Liverpool, al igual que antes de comenzar la sexta fecha, se mantiene a un punto del líder. No tengo dudas que vamos a estar peleando arriba, pero tanto el resultado como el rendimiento nos dan un golpe de realidad. Debemos ganar los cinco partidos que nos quedan en Belvedere si queremos dar pelea por los puestos de Copa. De ahí al campeonato, hay detalles de diferencia.

Por Gabriel Pedemonti

Foto: Juan Bernasconi. URUGOL

Seguínos en Facebook

Sabías que…

loading...