Traducir: Portugués - Inglés

“Estoy pronto para tener una oportunidad en la selección”

septiembre 30, 2016

Pescara+Calcio+v+FC+Internazionale+Serie+PYriPv5NoGpx

Gastón Brugman, volante uruguayo que pasa por un gran momento en el Pescara de Italia, dialogó en exclusiva con URUGOL en una entrevista imperdible.

Oriundo de Rosario, Colonia, abandonó muy jóven su ciudad natal para incorporarse a las juveniles de Peñarol. Allí estuvo hasta 2007, cuando el Empoli italiano vio su talento y se lo llevó con tan sólo 15 años. Luego varias temporadas en el club, en 2012 fue adquirido por el Pescara, equipo en el que tras sus cesiones en Grosseto y Palermo se convirtió en titular indiscutido y una de las principales figuras del biancoazzurri en su retorno a la Serie A.

Con 24 años pero una experiencia enorme, el mediocentro habló de todo. Desde su vida en Italia hasta la posibilidad de jugar en la selección mayor.

Te afianzaste en la titularidad en un equipo de la Serie A, una de las ligas más importantes de Europa, ¿Sentís que estás en el mejor momento de tu carrera?

-Sin dudas es un buen momento, haber logrado continuidad en la Serie A del futbol italiano es un gran logro y me toma en un momento de maduración importante que sin duda marca un escalón en mi carrera. Eso si; esto seria imposible sin haber pasado por todas las etapas anteriores. Cada una me han ido dejando experiencia y conocimientos, desde el sector juvenil y la Serie B (Segunda División) con Empoli, hasta la anterior etapa en Pescara, donde tuve un gran año que lamentablemente se trunco faltando 4 fechas, cuando me rompi el ligamento de la rodilla y estuve 6 meses afuera. Pero cada uno fueron momentos importantes y de crecimiento personal.

 ¿Cuales son los objetivos del Pescara para la presente campaña?

-El Pescara, como toda escuadra provincial y recién ascendida, tiene como su gran objetivo el mantener la categoría. Las estadísticas dicen que es muy difícil quedarse en Serie A, pero si se logra ya para el segundo año las posibilidades de quedarse son mayores, incluso por un tema de inversión y dinero que reciben los clubes. Hemos comenzado bien en el juego, se habla mucho de lo bien que jugamos siendo un cuadro muy joven para este nivel. Nos tocó un calendario muy complicado en el inicio, ya que jugamos con Napoli, Inter, Lazio, Sassuolo; todos equipos que están entre los 10 primeros de la tabla.

Partiste a Italia con 15 años, ¿Fue difícil el cambio a tan temprana edad?

-Nose si la palabra es difícil, fue todo novedoso y el club estaba muy acostumbrado a tratar con juveniles de otras parte de Italia y del exterior. La verdad que no nos dejaban faltar nada en lo cotidiano y desde el punto de vista futbolístico era todo muy ordenado, quizás fue más duro la etapa de mudarme a Montevideo con mis primos, con sólo 13 años. Por suerte hubo gente que me ayudó mucho en ese momento como Raúl Moller, el profe (Javier) Noble, Ramiro Martínez y Fabián Coito, que fue mi entrenador en la séptima de Peñarol y después en la selección sub 15.

¿Algún compatriota te ayudó en la adaptación?

 –Cuando llegue a Empoli estaba (Guillermo) Giacomazzi en primera, pero se fue enseguida. Me ayudó bastante un jugador venezolano, Franco Signorelli, que había llegado al club unos meses antes con su familia al igual que nosotros. Digamos que mi gran compañero de ruta fue Gastón Camaño, con quien también compartí la selección sub 15. Hicimos todo el sector juvenil juntos, formamos mas que una amistad, es como que fuese mi hermano.

Al recalar en un fútbol diferente, ¿Cambiaste algunas características en tu juego?

-Al venir tan joven no se si el termino es cambiar, porque yo recién estaba empezando, no tenia nada muy definido. Si creo que me ayudo mucho el pasaje por la selección, en cuanto a los conceptos de orden y profesionalismo. En el juego, obviamente aprendí muchísimo de táctica, por ejemplo, hoy en Pescara tengo una función de ser el “balance” del equipo, juego más retrasado de lo que lo hacia en juveniles. Es una función de “regista” como le dicen acá, debo estar muy atento a los movimientos de mis compañeros para dar el equilibrio justo y dictar los tiempos. A veces no se luce mucho, pero el técnico está muy contento porque ha manifestado que para ser un jugador de creación, como estoy catalogado, tengo mucha disciplina. Confía mucho en darme distintas tareas específicas según el rival, incluso en la fase de quite y marcas posicionales. Como cambio, podría decirse que participo mucho más en la contención que antes, pero sin dejar de lado la parte creativa. Cuando me elogian, dicen que tengo una buena mezcla de sudamericano y europeo en el juego.

Además de Pescara, pasaste por Empoli, Grosetto y Palermo, ¿Donde te sentiste más cómodo? ¿Son ciudades muy diferentes?

-De cada una trato de sacar lo positivo. Sin dudas, la etapa de juveniles con Empoli y los dos momentos en Pescara han sido las mas placenteras. Como ciudad, la experiencia en Sicilia (Palermo) fue muy enriquecedora.

Contame un poco de la experiencias con la selección, como por ejemplo el Mundial sub 17 de 2009 en Nigeria, ¿Qué se sintió representar al país?

-Primero participé  del sub 15 de Porto Alegre, en donde hicimos un buen campeonato y perdimos el titulo por diferencia de goles con Brasil. Teníamos un lindo grupo y el staff técnico bajo la batuta de Óscar Tabarez también mostraba sus primeras armas . Hasta el día de hoy mantengo un cariño muy grande con ese grupo. Por otra parte, el Mundial de Nigeria fue duro. No podíamos salir del hotel y había mucha inseguridad, pero para mi fue algo emocionante poder volver a vestir la celeste. Fue una lástima que quedamos afuera contra España en un partido increíble.

Para cerrar…Teniendo en cuenta el inminente recambio generacional, ¿Te ilusionas con una llamada de Óscar Tabárez para vestir la celeste?

-Faltaría a la verdad si te digo que no me pasa por la cabeza ¡Sería algo muy lindo! Yo me siento parte del proceso de juveniles, hay conceptos que si bien después los manejamos a diario en este profesionalismo, yo no sentí un gran cambio gracias a las experiencias anteriores en la selección juvenil. Se que como no jugué en primera en mi país muchos no me conocen, y no son tantos los que reclaman mi participación, léase hinchas, periodistas etc. Pero cuando el cuerpo técnico de la selección dice que están siguiendo los pasos de todos los uruguayos en el exterior, humildemente me siento aludido. El otro día, frente al Inter jugamos a la par, en el mediocampo de ellos eran todos jugadores top, Ever Banega, Gary Medel, Joao Mario, Antonio Candreva, Iván Perisic y demás. Creo que si sigo en este nivel, enfrentando a grande jugadores cada fin de semana y demostrando que puedo hacerlo a la par de ellos, será la mejor forma de decirle al Maestro que estoy pronto y dispuesto a tener una oportunidad en la selección de mi país. Ojalá en su análisis encuentren que les puedo ser útil a la causa, tengo un gran respeto por el trabajo integral de la celeste. Por ahora los sigo como hincha, el tiempo dirá.

Foto: www.zimbio.com

Por Luciano Múñoz @LucianoMunozV

Seguínos en Facebook

Sabías que…

loading...