Traducir: Portugués - Inglés

El cuestionado

junio 3, 2016

Viera

Allá por los comienzos del año 2004, hizo su aparición en la Primera División de Nacional uno de los mejores arqueros uruguayos de las últimas décadas: Sebastián Viera. De la mano de Santiago Ostolaza, que buscaba encontrar un golero de garantías para suplantar de buenas maneras a Gustavo Munúa, que partió en 2003 al Deportivo de La Coruña, el floridense debutó en los tricolores.

No pasó mucho tiempo para que se gane el apodo de “El Ángel del Arco” debido a sus enormes atajadas y su gran porcentaje de imbatibilidad. Su actuación no pasó desapercibida para Jorge Fossati, entrenador de la selección uruguaya, que lo convocó para la Copa América de Perú 2004 ante la lesión del guardameta titular, Fabián Carini.

Pese a que el veterano Luis Barbat comenzó bajo los tres palos en el torneo, a partir de los cuartos de final Viera se hizo con el puesto titular. Su notable desempeño lo transformó en uno de los futbolistas revelación del campeonato, además de llamar la atención de varios clubes europeos.

Estuvo a punto de firmar por el Arsenal, pero tras descartar su fichaje por no superar las pruebas médicas fue adquirido por el Villarreal en 2005. Fue parte la época más gloriosa del club, que bajo la dirección de Manuel Pellegrini y con jugadores como Juan Román Riquelme, Marcos Senna, José Mari, Rodolfo Arruabarrena y Diego Forlán alcanzó las semifinales de la Champions League, siendo eliminado curiosamente por el equipo gunner.

En el submarino amarillo, donde logró el record de imbatibilidad en 2007, su suerte cambió con la llegada de Diego López, procedente del Real Madrid, que a principios de 2008 le arrebató la titularidad. Al verse sin oportunidades, se marchó por un menos de un año al AE Larisa de Grecia para luego fichar en 2011 por Junior de Barranquilla, que hasta hoy en día es su club.

Volviendo a su paso por la celeste, recordamos que estuvo tres años ausente, ya que Oscar Washington Tabárez no lo tuvo en cuenta desde su asunción en 2006. De todas maneras, en 2009 fue llamado nuevamente tras la lesión del arquero titular, Juan Guillermo Castillo.

Luego de una serie de encuentros amistosos y por Eliminatorias para Sudáfrica 2010, parecía haberse asentado nuevamente en el puesto. Sin embargo, una tarde todo cambió: una serie de graves errores ante Brasil en el Estadio Centenario lo condenó. La canarinha goleó 4-0 en su visita a Montevideo y esa fue la última vez que el ángel del arco visitió la camiseta color cielo, ya que fue el principal señalado del abultado resultado.

Pese a ser condenado, siguió con su carrera a lo grande. Hoy en día, es ídolo en Colombia, sobre todo para los fanáticos de Junior, que muchas veces se preguntan por qué “Supermán”, como ellos lo llaman, no tiene un lugar en la celeste.

Errores cometen todos. Y pese a ese inolvidable partido ante Brasil, hay que recalcar que hoy, a sus 33 años, Sebastián Viera sigue siendo uno de los mejores arqueros que dió Uruguay en las últimas décadas.

Por Luciano Múñoz @LucianoMunozV

Seguínos en Facebook

Sabías que…

loading...