Traducir: Portugués - Inglés

“El éxito de la Sub 20″

febrero 9, 2015

El primer día que fui a ver a la selección Sub 20 en Maldonado contra Colombia ya se notaba la ansiedad de la gente en pos de querer lograr un campeonato sudamericano más sabedores que hacía 34 años que no se lograba, en Uruguay es muy difícil que no juguemos a algo sin tener el fin imperioso  de la victoria o de lograr un campeonato , de chicos fuimos criados así, un país chico que en base a esfuerzo, sacrificio y condiciones hace cosas únicas para el resto de las potencias mundialistas futbolísticamente hablando.

Todo esto lleva a que se genere un estado de ansiedad en el deportista y que el famoso dicho y tan hecho casete de ir ” partido a partido ” por un futbolista ya dejaba de ser creíble porque por el solo hecho de ser locales , tener toda la gente a favor y ese después de los 90 minutos que influyen tanto en un deportista ya hacia ver que era casi como una obligación o un hecho la obtención del campeonato y no fue ni es así , sencillamente porque esto es fútbol y no matemática…

Uruguay como equipo tuvo una gran capacidad para poder cambiar los diferentes sistemas de juego en varios partidos, se vio un 1- 4 -3-3, 1-4-2-1-3 hasta culminar con un 1-4-2-3-1 donde se ve en definitiva que  el equipo estaba muy bien trabajado por su entrenador Fabián Coito y los jugadores se adaptaban sin problemas a lo ensayado estratégicamente con antelación.

Solo un equipo que tiene trabajo puede tener variantes en el sistema de juego, Uruguay fue uno de ellos, un equipo corto que jugó a no mas de 40 metros de distancia entre la línea defensiva y la ofensiva que nos hacían ver de afuera que podía ser un equipo inexpugnable y muy difícil de poder ser derrotado.

A ellos debíamos sumarle que la línea vertebral del equipo funcionaba a la perfección , llámese su golero Guruceaga, sus dos volantes de marca Nahitan Nandez y Mauro Arambarri, su enganche Gaston Pereiro sumado a las ultimas presencias de Rodrigo Amaral, todo esto nos hacía ver que era un equipo sólido de atrás hacia adelante , que no tenía fisuras y si sociedades en juego tanto por fuera con los laterales y volantes o entre sus enganches con buen pie poniendo pausa o potencia cuando el equipo lo necesitaba.

Lo que nadie podía presumir era que el equipo en las instancias finales iba a sentir la fatiga no solo física sino también mental, un campeonato corto e intenso donde Uruguay llegó a jugar 5 partidos en 12 días, donde no hubo recambios de futbolistas ya que todos los partidos, salvo contra Venezuela eran finales.

Los puntos fuertes de Uruguay eran su arquero, sus dos defensores centrales Erick Cabaco y Maurico Lemos (lastimosamente tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por apendicitis en su momento máximo deportivo en el campeonato), sus dos volantes de contención y sus dos volantes creativos (Pereiro, Amaral ) eso sumado a todo lo que lateralizaba hacia los costados en futbol su línea vertebral que estaban funcionando mas que óptimos , llámese Cotugno, Suarez, Castro, Acosta , todo nos hacia augurar un final mas que prometedor en instancias finales.

Nos faltó ese cuarto para seguir rindiendo a gran altura, la pareja central ya fue otra, los dos volantes centrales uruguayos demostraban no esa gran solidez y no podían demostrar su nivel a pleno, las sociedades en ataque ya no aparecían y se paso a ser en los dos últimos partidos un equipo basado en impulsos individuales, que sin duda Uruguay las tiene pero su gran poderío era el equipo como equipo mismo, solido y fuerte de atrás hacia adelante.

Se debe reconocer que Uruguay dejó todo en la cancha, pero faltó fútbol en los dos últimos encuentros por la sobrecarga de partidos acumulados y muchas veces con entrega no se ganan  los partidos porque en este rubro es muy difícil que se pueda estar un escalón mas arriba que Uruguay.

Nos tocó Argentina, ganó en buena ley, con un Ángel Correa imparable y un entrenador que logró su objetivo con declaraciones pensadas que hizo entrar a todo el pueblo uruguayo con su soberbia implacable para que todo el Estadio Centenario lleno caiga sobre sus hombros y no sobre su equipo…

Uruguay no fue Campeón, pero hizo lo mas que pudo siempre, los muchachos en estas instancias obtuvieron experiencia, fama, pero lamentablemente para todos no pudieron obtener la gloria…

Ojala el mundial sea el lugar donde la gloria la traigan consigo, no siempre toca ganar y no por eso pasamos a ser malos,  como dice un famoso dicho…” algunas veces gano, otras aprendo” hoy debemos decir que Uruguay aprendió, estos pibes merecen nuestro aplauso por la hidalguía y humildad que siempre mostraron para vestir la camiseta uruguaya  aun en el final con lagrimas en los ojos y masticando bronca….

Felicitaciones a la selección uruguaya sub 20, a esa edad no se fracasa chiquilines, solo se conciben cúmulos de aprendizajes que muchísimas veces van de la mano de una frustración, esta que es el primer escalón que a algunos pocos los lleva a la gloria…

Carlos Soca
@socaman23

Seguínos en Facebook

Sabías que…

loading...