Traducir: Portugués - Inglés

Demasiado bueno

septiembre 6, 2017

valv

Federico Valverde tuvo su estreno con la selección mayor y esta historia tuvo un primer capítulo muy lindo.

Su primer contacto con el gran público fue en el Sudamericano Sub-17 de 2015, en el que fue la gran figura celeste. Sí, fue en Paraguay también. Federico ya había participado de torneos a nivel Sub-15 pero, a partir de sus siete goles y excelente técnica exhibida en tierras guaraníes, se empezó a hablar de ese chiquilín de las formativas de Peñarol. Valverde ya era demasiado bueno.

La chance en Peñarol le llegó rápido. Principal exponente junto a Diego Rossi de una generación que daba que hablar, apareció en primera división como titular en momentos en los que el fútbol uruguayo vivía una revolución por la llegada de Diego Forlán. El destino quiso que debuten oficialmente de amarillo y negro el mismo 16 de agosto. Tras unas fechas como titular, se consideró que no estaba pronto y fue quitado de las convocatorias. No tenía ni 17 años y un mes.

Las urgencias económicas que vive el fútbol uruguayo, y los carboneros en este caso, habían hecho que fuera vendido antes de debutar. Las chances de volver al equipo se veían disminuidas por esa razón: que el jugador se valorizara no cambiaba, iba a dejar de ser propio y el precio era el acordado. Sin embargo, hubo que echar mano a él. Con 17 años y sabedor de que al término del Campeonato Uruguayo partiría inevitablemente, Jorge Da Silva decidió que era la mejor opción en el puesto. No salió más. Sin tener aún la mayoría de edad fue titular en un clásico y jugó los 120 minutos del partido que le dio a su institución el título 50. Valverde era demasiado bueno.

No disputó el Sudamericano Sub-20 y la selección dirigida por Fabián Coito fue campeona, pero al mundial lo dejaron ir. Es difícil ser el líder de un equipo que logró el primer puesto sin tu presencia. Pajarito la rompió toda, guió al equipo hasta semifinales y fue premiado con el Balón de Plata. Le llegaron elogios de todos lados. Valverde fue demasiado bueno.

El camino no podía tener otro final que la selección mayor. No hubo pasos intermedios, no hubo amistoso ni partidos en los que entre cinco minutos. De titular, por Clasificatorias y en Asunción, donde no se había ganado nunca. Y ahí va él, con la “4”. De las primeras pelotas que toca, pierde varias y en un lugar que no debe. De todos modos, se lo nota tranquilo, como si siempre supiera que lo que está haciendo es lo correcto, que se puede equivocar pero que es un crack y su juego es ese. Con los minutos comienza a crecer y asiste a Edinson Cavani, ese que elogió hace unos días, pero el salteño falla. Y la frutilla en la torta la pone en el segundo tiempo, un gol clave, con fortuna, es cierto, pero que también sirve como muestra de que está tocado por otra varita. Valverde es demasiado bueno.

De ahora en más, empieza la etapa de disfrutarlo con la mayor. Son momentos en los que cada cumpleaños de las dos bestias que tenemos arriba, nos asusta. Ya tienen 30 y duele pensar en que en algún momento no van a estar. Hoy por hoy siguen absolutamente vigentes pero parece que ya tienen a quien pasarle la posta. El Maestro dijo que espera verlo muchos años en la selección. Todo apunta a que así sea. Valverde va a ser demasiado bueno.

Por Luca Pratto @lucapratto

Foto: AP

Seguínos en Facebook

Sabías que…

loading...